Lur Terapia Naturalak

Alimentacion energética

Son muchas las maneras de ver, valorar y ajustar el tipo de alimentación, en busca de la dieta definitiva. En nuestros centros realizamos una propuesta individualizada con el objetivo de que cada persona aprenda a comer. Nuestro servicio dietético está destinado a toda persona interesada en mejorar su salud a través de la alimentación.

Nuestra condición física, mental y emocional está condicionada constantemente por los alimentos que comemos. La alimentación es nuestro aporte de energía diario y por este motivo es muy importante tener en cuenta la calidad de los alimentos, su preparación, cuándo consumir determinados productos, cómo llegar al final del día bien alimentados, mejorar la capacidad de absorción y metabolización de los nutrientes, y la eliminación correcta de los desechos.

Es interesante destacar el concepto de alimento - medicamento. Lo que ingerimos en cada comida y en nuestra dieta, nos puede perjudicar o beneficiar en el estado de nuestra salud. Si aprendemos a alimentarnos de una manera sana y completa mejoraremos nuestra calidad de vida, aumentaremos la capacidad de respuesta de nuestro sistema digestivo, circulatorio, muscular, endocrino, y definitivamente potenciaremos los recursos que tiene nuestro propio organismo.

Vivimos en una sociedad que nutricionalmente sólo se preocupa por no coger peso o por perderlo. Más allá del uso de las calorías y las vitaminas como conceptos muy básicos de la nutrición clásica, hay otros conceptos milenarios que se han utilizado en culturas muy antiguas para mejorar, prevenir y curar un gran número de enfermedades y condiciones.

Una dieta debe individualizarse en función de la persona y sus condiciones, sexo, lugar donde vive, trabajo, edad, enfermedades o tendencias a enfermar, etc. Proponemos una dieta personalizada y cuidada en cada detalle, adaptándose a las necesidades de la persona y a su enfermedad o a su tendencia patológica. Creemos que la prevención de las enfermedades empieza por una correcta alimentación, y que en muchos casos, la curación debe comenzar por la dieta.

Realizamos dietas específicas para aumentar el nivel de energía del cuerpo y la concentración física y mental; relajarnos y disminuir la angustia y la ansiedad; depurar, adelgazar y desintoxicar el cuerpo, recuperar el cuerpo después de un desgaste, estrés o ejercicio físico; mejorar la capacidad digestiva, etc.

Los efectos de cambiar nuestra alimentación se notan en pocas semanas: el tono energético mejora, la digestión se vuelve más ligera, se despeja el estado mental y se serena el emocional, porque, en definitiva… somos lo que comemos.