Lur Terapia Naturalak

Larga distancia, largo recorrido. ¿Qué le pasa a tu aparato digestivo?

“Come poco, amigo Sancho y cena menos, que el estómago es la oficina donde se fragua la salud y la vida”. Don Quijote.

Larga distancia, largo recorrido. Todos podemos entender que la alimentación nos puede jugar malas pasadas el día de la competición, pero vamos a ver que hay otros factores a tener en cuenta que nos pueden tirar por la borda meses de duros entrenamientos. Si tu estómago quiere…hará que no termines la prueba.

Planificas cada entrenamiento sin descuidar un detalle, preparas el material necesario con mimo, respetas los descansos…pero ¿Qué le pasa a tu aparato digestivo?

Largo recorrido

Mecánica. ¿Habías pensado corregir tu postura para mejorar tu aparato digestivo?

Veremos que el sistema visceral también depende del aparato locomotor en cuanto a movilidad y posicionamiento para su correcta función.

El diafragma, el psoas iliaco, los erectores de la columna, las raíces nerviosas (que se originan en la medula espinal abriéndose hueco entre las vértebras para llegar al órgano), los músculos intercostales…… tienen relación directa o indirecta sobre el proceso digestivo. Se puede llegar a generar un esquema de lesión habitual, con bloqueos articulares a nivel dorsal, acortamientos y tensiones musculares que dificultan el trabajo del estómago, el hígado, intestinos…. Un fallo en la postura se puede convertir en un fallo en la función.

Si el diafragma hace un exceso de presión sobre el hígado y el estómago, estos no harán bien su función. Con el resto de los órganos implicados en la digestión sucedería lo mismo. Si a nivel de la columna hay falta de movilidad, el nervio que manda el mensaje al órgano, llevará un mensaje erróneo, modificado, siendo otra causa de disfunción. El psoas cansado de repetir su movimiento en cada pedalada, en cada zancada, la musculatura intercostal fatigada de tanto trabajo respiratorio….el acortamiento de la fascia torácico-abdominal repercuten sobre la función digestiva, La debilidad de la faja abdominal y el suelo pélvico es otro punto a tener en cuenta en el equilibrio de la pelvis. La consecuencia puede ser: dolor abdominal, vómitos y/o diarreas.

Buscaremos una solución a nivel osteopático:

Trabajo postural osteopático global y el trabajo visceral. Nos ayudará a sacar ventaja a la biomecánica encima de la bicicleta o al estudio de la pisada a la hora de correr. Restablecer la movilidad vertebral afectada y armonizar la zona abdominal.

Encontramos una solución en la medicina tradicional china.

La acupuntura y la utilización de fórmulas (suplementación energética china) dan muy buenos resultados en patología digestiva. Hay que determinar el síndrome y ajustar el tratamiento.

Me centraré en 3 síntomas habituales, pero que siempre van acompañados de otros relacionados a tener muy en cuenta como : fatiga muscular, cansancio, hinchazón abdominal, retención de líquidos, alteraciones en la cantidad y frecuencia de la orina, calambres musculares, nauseas, mareos…

Dolor abdominal, vómitos y diarrea.

Dolor abdominal: por un lado puede suceder que un exceso de comida, la falta de fuerza para digerirla o el consumo de productos difíciles de asimilar, hagan que se produzca retención de los alimentos, produciendo dolor que aumenta con la presión y se alivia con la evacuación intestinal o el vómito.

Otra causa es el bloqueo de qi (energía), Producirá dolor acompañado de hinchazón abdominal.

El dolor punzante será producido por estancamiento de líquidos.

El dolor agudo cursará con un síndrome de plenitud y el dolor sordo, constante y moderado con un cuadro de insuficiencia del órgano implicado.

Vómitos: Primero decir que la consecuencia final en este caso es la circulación contracorriente del QI de estómago. Me explico: la dirección correcta de los alimentos en el tracto digestivo es hacia abajo. Cuando esto se produce a la contra, le denominaremos Qi rebelde o Qi contracorriente. La energía que empuja el alimento lo hace en la dirección incorrecta, Aparece el vómito.

Diarrea: 2 puntos a tener en cuenta: insuficiencia o plenitud. El desajuste en el trabajo del bazo y riñón (tendencia a las deposiciones blandas a las mañanas) por insuficiencia de estos órganos o por plenitud del hígado (deposiciones inminentes).

¿Cuál es el origen?

Factores climatológicos. No podemos cambiar el clima, pero podemos adaptarnos a él.

Los factores climatológicos (el frío, el calor, el viento, la sequedad y la humedad) y la dieta pueden hacer que el resultado sea positivo o negativo cuando compites. No podemos cambiar la climatología, pero podemos ajustar nuestra alimentación para adaptarnos a ella. Por supuesto utilizar la ropa adecuada, probando en los entrenamientos. La reacción que provoca el frío de exterior en nuestro cuerpo es de contracción, refrigera, elimina calor,…Pues bien, un alimento frío genera lo mismo pero a nivel interno. Un ejemplo muy claro: bebemos líquidos fríos, comemos fruta o ensalada cuando tenemos calor. Queremos eliminar el calor, suavizarlo. Esto sería correcto si no tenemos frío interno. En el caso de tener un síndrome por frío en el estómago, este tipo de alimentación no nos ayudará, aunque cumpla al pie de la letra los principios de nutrición y calorías. Debemos alimentarnos de otra manera. La mayoría de dietas se suelen basar en el “¿cuánto gastas? “Tanto tienes que consumir”. Acciones como proteger, fortalecer, nutrir, hidratar y combatir el factor climatológico deben estar presentes en la dieta.

Alimentación. ¡Entrena tu estómago!

Si haces maratón, ultratrail, triatlón, ironman, travesías durante horas…. Necesitas energía, energía y energía.

El último gel, el último trago de agua son el desencadenante de “la tragedia”. Esto vamos a considerarlo como un factor externo que nos puede hacer daño, pero lo más probable es que el terreno digestivo ya esté tocado de antes.

¿Un simple trago de agua y meses de trabajo perdidos?

El alimento entra en un órgano debilitado y no se metaboliza de manera correcta. Se estanca, se retiene y se expulsa de manera incontrolada. Vamos a tener en cuenta que un gel o una barrita energética son alimentos muy concentrados, que necesitan de un aporte de liquido extra para digerirse y si el estómago no tiene fuerza para mover la “gasolina” empiezan los problemas.

Estancamiento de líquidos y alimentos + insuficiencia bazo - estomago = gastralgia, vómitos, diarrea…

Al mismo tiempo que planificas tus entrenamientos, ese mismo día, debes planificar tu dieta. Acostumbrar a tu cuerpo a comer de una manera determinada y organizada. Si intentas cambiar tu alimentación el mismo día de la carrera el resultado probablemente sea negativo.

Los días de tiradas largas en los que se abusa de geles y barritas, deberíamos hacer limpieza digestiva, consumiendo más purés de verdura y sopas en la cena .Tonifican, movilizan sangre y energía, son antioxidantes, hidratan, eliminan el frío del estómago, son de fácil asimilación y no desgastan en exceso para ser metabolizadas, Podemos añadir cereal o proteína, dependiendo lo que necesitemos.

Tomar infusiones a diario regulan y potencian la acción de la pareja bazo-estomago.

Es importante recuperase bien de cada entrenamiento ya que el exceso de alimentos tipo gel o barritas hacen que el cuerpo tenga que limpiar los restos que dejan.

El stress, la presión va en aumento.

Estas en la línea de salida y el pulso se aceleran, la musculatura se nota más tensa, cuesta coordinar la respiración….

Los días previos a la prueba la tensión va acompañándote hasta que cruzas la línea de meta. El sistema nervioso tiende a sobre controlar la situación. Entra en juego el papel emocional, el estrés y el exceso de preocupación. Diremos en medicina china que la madera controla en exceso a la tierra (mal asunto para el aparato digestivo). El hígado (elemento madera) sometido a la presión empieza a generar síntomas de plenitud provocando directamente patología digestiva en el bazo y estómago (elemento tierra).

La alteración del sistema nervioso. Esto dará paso a síntomas digestivos.

La falta de energía, la insuficiencia del bazo-estomago y riñón.

El desgaste mantenido en el tiempo durante la preparación de tu gran objetivo tiene consecuencias. La energía se agota afectando directamente a la pareja bazo- estómago, provocando insuficiencia en sus funciones de metabolismo, transporte y transformación de los alimentos. Creamos un círculo vicioso. Mas desgaste es igual a menos creación de energía y de sangre, terminando en el bloqueo digestivo que genera dolor, vómitos o diarrea.

¿Por qué en la larga distancia?

Principalmente por que el desgaste es durante horas y estaremos más tiempo expuestos a los factores de riesgo. Llega un momento en el que si deposito de energía no se han rellenado adecuadamente, llegan los problemas digestivos.

Opciones de tratamiento.

Elegir la utilización de 1 técnica o la combinación de varias según el origen de la lesión.

Acupuntura: combinación de puntos (36 E, 12 RM , 4 IG , 6B, 9B, 3H, 21 V….)

Moxibustión: aplicar calor en puntos de acupuntura. De gran utilidad en los síndromes provocados por frío.

Fórmula medicina china: dependiendo del síndrome a definir existen compuestos como BA ZHEN TANG, XIAO YAO WAN, GUI PI TANG….

Auriculoterapia: tratamiento permanente de puntos (estómago, bazo, hígado, intestinos…), Nos permite seguir tratando el problema entre consultas.

Osteopatía: revisar zona dorsal media (D4- D9), diafragma y abdomen.

Masaje: masaje abdominal ayudando a la circulación intestinal, incidir en zona diafragmática.

Kinesiotape: usar tiras vendaje en puntos de acupuntura abdominal y zona de la columna vertebral implicada.

Dieta: determinar qué necesitas, ¿tonificar el qi, dispersar calor, eliminar humedad, calentar el yang, refrescar la sangre, nutrir o hidratar el yin, eliminar estancamientos…?

….parece que Don Quijote no estaba tan loco….

Tinín.
Graduado en medicina tradicional china , osteópata y masajista.