Lur Terapia Naturalak

Lesiones del miembro inferior. Osteopatía y acupuntura

“La pelvis es la base de la columna vertebral y los pies el punto de apoyo de todo el cuerpo”.

Dentro de las patologías del miembro inferior (esguinces tobillo, rodilla, lesiones musculares, tendinosas) vamos a encontrar en la pelvis y en los pies el origen mecánico de este tipo de lesiones. Siempre es recomendable ante cualquier alteración músculo – esquelética, una revisión a nivel osteopático de las articulaciones de la pelvis y ajustar, movilizar los pies. A veces esta claro que un golpe, un tirón puede ser la causa directa del problema, pero otra veces podría ser la gota que colma el vaso, justo lo que necesita la estructura para desequilibrarse. Digamos que para que la lesión aparezca y se mantenga, necesita una predisposición, estar al borde del precipicio para producirse la lesión.

El desequilibrio articular de la pelvis influye en las lesiones del miembro inferior.

Teniendo en cuenta que las raíces nerviosas que salen de la columna lumbar pasan por esta zona, hay musculatura que se origina en los huesos de la pelvis y cadera (isquiotibiales, cuadriceps, piramidal), ligamentos que unen estructuras óseas (sacro ilíacos) y el paquete vascular atraviesa la zona glútea, inguinal etc.…

Es frecuente ver como una fascitis plantar tiene su origen en la pelvis, una tendinitis rotuliana por un bloqueo del iliaco correspondiente, una tendinitis de la pata de ganso causada por un desajuste en la articulación sacroiliaca o un problemas de adductores por desequilibrios del pubis.

Correr es golpear tu cuerpo a cada paso que das.

Cada día es más frecuente ver gente corriendo, más gente en las carreras, más exigencia, más horas entrenando. CUIDADO! No vale con tener las zapatillas más caras del mercado! Es muy importante compensar el esfuerzo de cada pisada, desde el músculo plantar, hasta la musculatura cervical. Cuando corres el peso de tu cuerpo en la zancada se multiplica hasta por 3 y todo el cuerpo tiene que absorber el impacto. La mezcla de fuerza, resistencia, elasticidad y movilidad evitará muchas lesiones.

La colocación de platillas y la famosa pierna corta.

Es frecuente oír: me han dicho que tengo una pierna más corta que la otra y necesito llevar plantillas. En este apartado, tenemos que tener muy claro que realmente tenemos una pierna corta, quiero decir un acortamiento que SOLO se corrija con plantillas. Me explico: Puede haber una pierna más corta producida por una malformación genética, un accidente (fractura de fémur, tibia…), una secuela post quirúrgica por ejemplo. Las demás situaciones se pueden relacionar con problemas mecánicos, posturales, producidos por una descompensación de la estructura .Se llama pierna corta funcional, o sea derivada de la función. Si colocamos plantillas manteniendo este desequilibrio estaremos manteniendo la lesión. Por lo tanto si fuera necesario 1º reequilibrar y volver a valorar si realmente es necesario el uso de plantillas.

La red vascular y los meridianos tendinomusculares.

Dice la medicina china que allí donde hay sangre hay energía. Campo vascularizado, campo energetizado. Los mecanismos por los cuales se puede generar un bloqueo articular son varios, pero encontraremos un factor en común: la contracción del tejido blando (músculos tendones, ligamentos). Del mismo modo que el acortamiento de músculos puede llegar a producir falta de movilidad articular, los meridianos de acupuntura, en el caso de no estar libres, pueden producir alteracines en la musculatura.

Relación de meridianos y músculos en el miembro inferior:

Cualquier técnica que apliquemos en la recuperación de una lesión, influirá sobre los meridianos de acupuntura. A través de sus puntos actuaremos sobre los síntomas que aparecen (dolor, inflamación, rigidez….). Los puntos de acupuntura son la vía de acceso al meridiano, desde donde podemos mandarle información.

  • Vejiga: cruza la articulación sacroiliaca, paravertebrales lumbares, isquiotibiales, poplíteo, soleo, gemelos.
  • Vesícula biliar: piramidal, tensor de la fascia lata, peroneos.
  • Estómago: cruza el pubis, cuadriceps, tibial anterior.
  • Bazo: adductores, tibial posterior, vasto interno del cuadriceps.
  • Hígado: adductores, tibial posterior, inserción pata de ganso, psoas.
  • Riñón: músculo plantar, tendón de aquiles, inserción pata de ganso y ligamento lat. Interno de la rodilla.

Lesión primaria y lesión secundaria. La raíz y la consecuencia.

Estamos mal acostumbrados a poner parches para solucionar problemas , trato aquí por que duele aquí, aplico una técnica antiinflamatoria por que hay inflamación , tomamos analgésicos para aliviar el dolor…. enmascaramos la lesión , la intentamos tapar, Parece que si el dolor ha desaparecido , la lesión ya es historia . Ya no importa de donde viene el dolor. ¿Y si volviera a aparecer? Cometemos el mismo error. Es importante ir quitando síntomas, sobre todo si estos se encuentran en un estado agudo. De acuerdo, pero sólo hasta aquí. La lesión primaria es el origen, donde empezó a desencadenarse todo y la secundaria son las consecuencias de ésta. La mayor parte de los pacientes acuden a la consulta aquejándose de lesiones secundarias. Si sólo nos centramos en las consecuencias no solucionaremos el inicio del desequilibrio. La obligación antes de aplicar cualquier remedio, es buscar más allá del punto del dolor.

Vemos claramente como en una ciática podemos tener dolor en la planta del pie, donde el nervio está atrapado en la raíz nerviosa en la columna lumbar. Podríamos estar tratando la planta del pie durante tiempo y no conseguir nada positivo. Vamos a mirar que pasa alrededor.

La misma lesión tratada con 2 terapias: Osteopatía + Acupuntura.

Osteopatía. Un iliaco anterior, genera tensión en el cuadriceps, este a su vez en el tendón rotuliano, haciendo que la rótula esté presionada y que la articulación de la rodilla intente escapar de la presión. Se puede llegar en generar un bloqueo en la tibia que acabe con un problema en el tobillo. Lo que un día comenzó con un desajuste “silencioso” en la pelvis se han convertido en un esguince de tobillo crónico. En este caso si sólo tratamos el tobillo estaríamos actuando sobre parte del problema olvidándonos del resto.

La misma lesión desde otro concepto, Acupuntura.

Un exceso de tensión en el meridiano de estómago, hace que la musculatura por donde pasa dicho canal se contraiga, perdiendo elasticidad y provocando falta de movilidad en el miembro inferior, con sensación de agotamiento y fatiga muscular. A su paso por la articulación del tobillo producir estancamiento de sangre y energía bloqueando el meridiano. ¿Una patología digestiva relacionada con un esguince de tobillo? Podría ser una opción.

Combinar osteopatía y acupuntura da muy buenos resultados. Por un lado las técnicas osteopáticas estructurales ayudan a recuperar la movilidad articular y la elasticidad de los tejidos. La acupuntura también puede favorecer la circulación, la relajación muscular, el aspecto fisiológico a nivel orgánico y el estado emocional.

Habrá que valorar cual es el origen del problema y aplicar la terapia más adecuada y dentro de la misma que técnicas van mejor.

En ocasiones la prioridad será mover las articulaciones, otras veces desintoxicar la sangre y la linfa para que el músculo tenga buena nutrición, ver si el sistema nervioso desequilibra la zona de la lesión o si hay un problema metabólico a nivel orgánico que dificulta el trabajo al aparato locomotor. El terapeuta deberá valorar el orden y elección de las técnicas que utilice para favorecer la recuperación. La raíz del problema puede estar en un factor o varios a la vez.

Una buena movilidad y amplitud articular general ayudará a una buena circulación de líquidos y energía…. ¿o era al revés?

Tinín.
Graduado en medicina tradicional china , osteópata y masajista.