Lur Terapia Naturalak

Rodillo caliente

El rodillo caliente es una forma práctica y de gran efecto dentro de la aplicación local y húmeda del calor, que fue desarrollada por Mammele. Es una técnica que combina la hipertermia con el agua. Ofrece una aplicación de calor húmedo junto con el deslizamiento de la subcutis y la fascia, indicada tanto si el trastorno es orgánico como si es muscular.

El rodillo caliente permite una dosificación de diferentes grados de temperatura, y una amplia adaptación a las necesidades y tolerancia individuales y a las diferentes indicaciones de tratamiento.

Originariamente se aplicaba en trastornos del hígado y de la vesícula biliar, aunque hoy en día indicamos su utilización en todos aquellos casos en los que es necesaria una aplicación intensa y local de calor. Es muy utilizado en dolencias y contracturas musculares, con degeneraciones reumáticas de la columna vertebral, y problemas articulares y capsulares con falta de movilidad articular.

Aplicamos el rodillo en contacto casi continuo con la zona a tratar. Al cabo de poco tiempo empezamos a percibir una hiperemia cutánea intensa, que se mantiene incluso más de una hora después de haber finalizado el tratamiento, aunque la temperatura interior del paciente se mantiene invariable.

El rodillo caliente ofrece una buena posibilidad de combinación con otras terapias manuales, como por ejemplo el masaje, el Masaje de Movilización Articular (MMA), tratamientos reflejos, masaje del tejido conjuntivo, o la osteopatía.